La Falacia de “entregarnos regalos por navidad”

Los comerciantes reportan regularmente que más del 60% de sus ventas anuales al menudeo ocurren durante la temporada de compras navideñas. Esto representa una tremenda cantidad de compras de regalos. La mayoría hoy cree que dar regalos viene del ejemplo bíblico de los “tres magos” quienes le presentaron regalos a Cristo. ¿Es esto cierto? ¿De dónde vino el intercambio de regalos?

 La Biblioteca Sacra afirma: “El intercambio de regalos entre amigos es una característica similar de la Navidad y la Saturnalia, y debe haber sido adoptada por los cristianos proveniente de los paganos, como lo muestra claramente la admonición de Tertuliano” (Vol. 12, p.p. 153-155).

Al igual que con cualquier otro aspecto de la Navidad, la estremecedora verdad es que aun esta supuesta costumbre cristiana no viene de la Biblia. Es una ironía que a las personas les encante creer que están siguiendo la costumbre de los reyes magos de dar a Cristo, cuando en realidad se están dando exclusivamente ¡los unos a los otros! ¡Qué hipocresía! Cristo es olvidado completamente.

¿Y si fuera a una fiesta de cumpleaños que ha sido preparada para usted, y todos se dan regalos los unos a los otros mientras usted es dejado fuera? ¡La idea es ridícula! Si esto sucediera, diría que las personas están siendo egoístas y que lo están olvidando a usted. De hecho, la mayoría de las personas dan a otros en Navidad ¡simplemente porque ellos mismos esperan recibir regalos!

 

Comúnmente se supone que estos eran presentes de nacimiento para el “niño Jesús”. Pero, ¿es eso lo que la Biblia dice en realidad? ¡Absolutamente no! Primero, es importante notar que ellos sí le dieron presentes a Jesús. No se pararon en Su presencia e intercambiaron obsequios entre ellos, o se los dieron a otros. Los obsequios le fueron “presentados a Él”

 

Una antigua costumbre de oriente era presentar obsequios al venir ante un rey. Estos hombres entendían que estaban en la presencia del “rey de los judíos”. La Biblia contiene muchos ejemplos de personas enviando obsequios a reyes o presentándolos al llegar a su presencia. Esta costumbre es común hoy, cuando los embajadores u otros llegan a la presencia de un líder mundial.

Por favor puntúa este artículo