Leyendas de la India: El papel de Shiva en la creación

Ahora bien, cuentan en la India que hace mucho, muchísimo tiempo, en el comienzo mismo de la Creación, habían tres grandes Dioses, Hijos del Gran Dios Desconocido, llamado así, porque según cuentan los sabios, ningún hombre podía acercarse a El, a menos de tener el corazón tan puro y limpio de toda mancha, que mereciera por sus virtudes, la Visión de ese Ser Perfectisimo.
Estos tres Dioses, eran como su mismo Padre, inmacula­dos. A uno de ellos, llamado Brahma, le tocó en suerte la creación de todo el Universo. Al segundo, llamado Vishnu, su conservaci6n y cuidado, mientras que la tarea más difícil de todas, le tocó al tercero, cuyo nombre era Shiva.
-Yo conformo el Universo, dijo el primero, pues es una oportunidad para que todas las Almas manifestadas, cumplan su ciclo en el mundo, y luego retornen a la Conciencia, de nuestro Celeste-Padre. Por esa razón, hago estrellas y gotas de rocío. Algún día, seremos otra vez UNO, y el espacio y el tiempo se pondrán a dormir, pues ya nadie los necesitará.
-Yo cuidaré de tu Obra, dijo entonces Vishnu, el segundo Dios, y agregó: – Velaré por ella día a día, minuto a minuto, para que se mantenga tal cual tu la has creado, hasta tanto haya un solo ser que necesite transitar por la Casa de las Formas, en busca de la Esencia de nuestro Divino Padre.
-Y tú, Shiva? interrogaron al tercero y este repuso:
-Mi papel es muy difícil, hermanos míos... Los hombres que me contemplen, y que se hallen apegados a la materia, verán en mí, a su Destructor, porque, ciertamente, seré quien lleve a las Almas de regreso a nuestro Señor, allende todo lo que sea atadura material. Los sabios, sin embargo, me amarán y buscarán, y yo amaré a los sabios y los buscaré para orientarlos en el Camino, A fin de que puedan ellos salirse del mundo vuestro, y retornar al lugar del cual ya nunca más se regresa, que es el de nuestro Padre, y donde solo se puede morar cuando se alcanza un sumo estado de perfecci6n Espiritual.
Así, mientras Brahma Crea el Cosmos, y Vishnu lo protege, es Shiva quien enseña al corazón de todas las cosas como alcanzar el Bendito Sendero que lleva hacia ese Dios Desconocido del cual habláramos.

Shiva es llamado el Dios de la Misericordia y del Amor. ;Con cuanta paciencia y ternura enseña a los hombres, a no extra­viarse, mientras están buscando como llegar a aquella Esencia Supre­ma

Todos aquellos que pretendan conocer a Shiva, deberán matar todo apego físico y todo apego mental por las cosas perecederas, para que los ilumine la Gloria de los Bienes Eternos.
Y como es buen Maestro de Almas el mismo practica una austeridad tan rígida, que es llamado por ello, el Primero de los Ascetas Religiosos. No tiene absolutamente nada, en la Casa-Creación de su hermano Brahma. Nada le pertenece en ella, sino las Almas de aquellos que él, ansiosamente busca remontar hasta unirlas con su Divino Padre. Siendo Príncipe Celeste, viste una raída túnica de anacoreta, anda descalzo por los caminos, no participa de ninguna fiesta en este mundo y cuanto hace, es concentrar mente y corazón, en aquella amadísima Esencia Primera hacia la cual desea con todo su Ser, llevar los espíritus manifiestos.

Por favor puntúa este artículo