Los diferentes yogas: RAJA YOGA

La palabra Raja quiere decir señor y se llama así a este Yoga porque se considera el camino fundamental para llegar a la liberación. Se juzga, en efecto, que los yogas, aún siendo todos ellos correctos y eficaces para conducir al objetivo, en mayor o menor grado han de pasar todos por esta etapa siempre indispensable del Raja-Yoga o el dominio de la mente, como lo veremos en seguida al empezar a comentar los aforismos de Patanjali.

Aunque hay muchos autores y muchos textos de diversos orígenes sobre el Raja-Yoga. El autor tradicional y más conocido es Patanjali, que más que un escritor original fue un compilador de normas sobre el Raja-Yoga que ya existía antes, considerándoselas de una antigüedad que se remonta a más de dos mil años. En los aforismos en que se formulan estas normas hay implícito un conocimiento tan profundo de los mecanismos de la psicología humana que ante ellos la moderna Psicología se puede decir que está todavía en pañales. Cuanto más se investiga y profundiza, más se echa de ver lo acertado de los conceptos que Patanjali nos expone y la realidad de los mecanismos psicológicos que supone.

El problema de los aforismos es que están escritos de un modo tan sucinto, tan abreviado, de una forma tan lapidaria, que a veces se hace difícil comprender su verdadero significado.

El Raja-Yoga busca producir el cese de estos movimientos de la substancia mental o chita para que en el momento en que no hay formas, es decir de quietud, se pueda reflejar en nuestra mente la realidad de nuestro ser superior, de nuestra mente espiritual o mahat. Cuando esto ocurre el hombre toma conciencia en su mente concreta, de la realidad espiritual. Mientras haya agitación en nuestra mente concreta nosotros saltamos de una forma a otra, de una idea a otra, de una imagen a otra, y nos pasamos la vida coleccionando unas ideas, ordenándolas y rechazando otras. Aunque esto pueda ser útil y aún necesario en orden a la vida concreta, nos impide tomar conciencia de la realidad que hay detrás de esas formas, de la verdadera realidad que anima toda forma, de la realidad espiritual. Para llegar a esta evidencia interior es absolutamente necesario que consigamos que las agitaciones, las ondulaciones o formas mentales cesen; sólo entonces podremos percibir lo que hay detrás de la mente o encima de ella.

Obsérvese que esto quiere decir que la mente, en el sentido en que nosotros la utilizamos normalmente, es decir, la mente como mecanismo de pensar, no es en el Yoga el instrumento supremo del conocimiento espiritual. La mente es considerada por el Raja-Yoga puramente como un instrumento para conocer y manejar un orden relativo numérico de conocimientos, de verdades, pero no es idónea para conocer lo que es la realidad espiritual, nuestro verdadero ser espiritual.

Dentro de los Raja Yoga Sutras Patanjali introduce el camino de los ocho escalones (ashtanga) hacia el Ser. Los ocho pasos son ética, moral, las posturas físicas, el control del prana, el control de los sentidos, la concentración, la meditación y el estado supra-conciente. En Sánscrito estos son los yamas, niyamas, asanas, pranayama, pratyahara, dharana, dhyana y samadhi respectivamente.

Interesantemente el Raja Yoga hace énfasis en la importancia del establecimiento inicial de los fundamentos morales y éticos para todo crecimiento espiritual, por medio de los dos primeros pasos del sistema ashtanga, los yamas y los niyamas. Y también, de acuerdo a Swami Sivananda, aquellos que no tienen el coraje y están atrapados en el “mi, y lo mío”, no alcanzarán la realización final.

FASES PREPARATORIAS PARA EL RAJA-YOGA

1. Yamas

Los Yamas o restricciones (los No) se dividen en cinco preceptos morales, cuyo objetivo es destruir la naturaleza inferior. Deben ser practicados y desarrollados en el cuerpo, pero más importante aún en el espíritu. Todos deben ser practicados con la palabra, el pensamiento y la acción.

  • Ahimsa o no violencia
  • Satyam or veracidad
  • Brahmacharya o moderación en todo (control de todos los sentidos). También se refiere al celibato.
  • Asteya o no robar
  • Aparigraha o no codiciar

2. Niyamas

Los Niyamas u observancias. (los Si). También se dividen en cinco y completan los preceptos éticos que comienzan con los Yamas. Estas cualidades son :

  • Saucha o pureza. Limpieza interna y externa.
  • Santosha o contentamiento
  • Tapas o austeridad
  • Swadhyaya o estudio de los textos sagrados
  • Ishwara Pranidhana es vivir constantemente tomando conciencia de la presencia divina. (entrega a la voluntad de Dios)

3. Asanas

Posturas

4- Pranayama

Regulación o control de la respiración. Asanas y Pranayama forman la sub-división de Raja Yoga conocida como Hatha Yoga.

5- Pratyahara

Control de los sentidos para poder calmar la mente.

6- Dharana

Concentración. Los últimos tres pasos constituyen la práctica interna de Raja Yoga. Cuando se logra Dharana, nos lleva hacia el paso siguiente:

7- Dhyana

Meditación es el estado de pensamiento puro y absorción en el objeto de meditación. En Dhyana aún hay dualidad. Cuando se perfecciona, Dhyana lleva al último paso:

8- Samadhi

Estado de supra conciencia. En Samadhi se experimenta la no dualidad ó unidad. Este es el estado de conciencia más profundo y elevado, donde el cuerpo y la mente han sido trascendidos y el Yogi es uno con el Ser o Dios.

Por favor puntúa este artículo