Los dos ÁRBOLES

Érase una vez un niño de diez años, muy listo para su edad. Un día, aquel niño fue a visitar a su abuelo, acudió a su casa con una idea fija en mente: quería triunfar en la vida y estaba dispuesto a hacer lo que fuera necesario para lograrlo.   …

“SER” es un proceso infinitamente cambiante

Cuando comprendamos la eternidad entenderemos más fácilmente la idea de que, estando sujetos a los ciclos universales, nada empieza ni termina, sino que se encuentra en un continuo estado cambiante de “ser”. Vivimos en un universo cíclico. Según nos explica en estos tiempos la astrofísica, los cuerpos celestes tienen varias …