Con una disfunción mental en nuestra MEMORIA ¿Podríamos ser otras personas?