PRIMER PASO: Mantener la Atención Consciente 5/5 (2)

Tienes que detectar el sabor de un instante de consciencia. Ouspensky decía que la atención es el punto de reunión entre lo que es actual y lo que es posible, porque con tu atención tú eres capaz de permanecer en la frontera entre los dos mundos. Pero no confundas la atención con la conciencia. La atención tampoco es el conocimiento, la atención ( digamos que es un músculo, un hilo , un pequeño esfuerzo que ) te conecta y te mantiene unidos en los dos mundos. La conciencia  pertenece al conocimiento, no pertenece a las ideas sino a las posibilidades y a los hechos. Nosotros permanecemos en “estado automático” porque no sujetamos la atención voluntaria y no la “podemos” sujetar porque precisamente no disponemos de energía, sin ella ¿cómo vamos a pretender estudiar el proceso de la voluntad? Sin embargo con el tiempo verás qué muchos actos de atención voluntaria, acaban por producir una acumulación de fuerza. LA VOLUNTAD  ES UN ESTADO, NO UN SIMPLE ACTO.  De acuerdo que se empieza por un acto, un deseo, pero como todo músculo acaba por tomar cuerpo. 

Tenemos más energía al despertarnos, y una vez que la gastamos, es difícil reemplazarla. Yo he sentido cansancio después de prestar atención, como agotada, pero te aseguro que la comparación con un músculo es correctísima, pues como si fuera un músculo, cuanto más lo estiras más se fortalece, y así consiguiendo que se mantenga por más tiempo. No te equivoques, sin energía no es posible el Trabajo, al trabajar se ahorra energía pues hasta entonces la malgastábamos en otras cosas. No entiendo por mi propia experiencia que haya diferentes casos de atención, la atención, la sujeción de la atención es siempre igual, lo que cambia es la mirada de esa atención

La Atención es una fuerza activa (primera  fuerza), la llevamos a contactar con una parte de tu Ser,  hacia alguna determinada función (fuerza pasiva). Establecemos contacto a pesar de no  pocos esfuerzos que nos cuesta  el contacto entre ellas , hasta que de repente como si esa lucha por mantener el contacto desapareciese, sentimos  allí la Presencia Presente 

 

energia-elétricaNECESITAMOS ENERGÍA
Inicialmente, cuando intentas mantener tu atención sobre algo, se puede sentir que estás usando más energía que antes, y consecuentemente es más cansado. Esta percepción es correcta porque se necesita utilizar cierta cantidad de energía para mantener la atención. Sin embargo, la atención es como un músculo y cuanto más lo estiras más se fortalece, facilitando el que se mantenga. Con relación a la atención, Ouspensky dice: “Esto es trabajo y el trabajo necesita energía. El Trabajo ahorra la energía malgastada en otra dirección. Realizar cosas sin atención significará un gran malgasto de energía.”

Toda esta teoría está muy bien, pero se trata de que hagamos descubrimientos sobre nosotros mismos, porque eso si que es sumamente valioso. Lo valioso es saber, porque tú mismo lo has verificado, que no tienes poder sobre tu propia atención para mantenerla en lo que tú mismo eliges, es un descubrimiento valioso, siempre y cuando ese descubrimiento te despierte el deseo auténtico para luchar y esforzarte para trabajar precisamente sobre eso: “sobre la Concentración de tu Atención”, y no terminar, como tú lo tomas, como una manera para atraparte a ti mismo en la conmiseración o auto-compasión…
Trabajar con persistencia y determinación, hasta que algo en ti suelte el mando tirano y aprenda a saber quién manda en tu mundo interno… Claro que conlleva esfuerzo, y es un esfuerzo consciente, porque ahora sí que sabes que deseas concentrar tu atención primero en tu propio cuerpo y más tarde en poder soltar su yugo sobre ti.
Aunque fijaras tu atención voluntaria en una hoja de papel y en ese papel pusieras un dibujo atrayente de colores llamativos para que te sirviera de choque, descubres que el papel no te ayuda . Mientras tu atención está concentrada en el papel, vale. Pero tan pronto como tu atención se distrae, puedo seguir mirando el papel pero no significa eso que esté prestándole atención. En ciertos momentos te darás cuenta de que repites cosas mecánicamente, pero tu atención no está ahí. Tratas de todas las formas, pero la realidad es bien cruda. Tu atención se esfuma como si ese papel lo quemaras con una cerilla.

Usualmente nuestra atención está demasiado ocupada con la actividad que está sucediendo en las partes externas de los personajes, en las partes sensitiva y material, que no podemos ver qué está detrás de todo eso.
Pero la finalidad de saber prestar atención es usar esa energía consciente para poder trabajar en DARSE CUENTA. En “miren a lo que estén haciendo”.

Esto es claro en el pensamiento, puede ser un pensar y no mirar a mis pensamientos; entonces algo o alguien viene y mira mis pensamientos como si fuera “desde adentro”.
Hay ciertamente dos formas diferentes de estar presente conscientemente. Reconocer “mis pensamientos” es una conciencia debida a la energía sensitiva, y “mirar mis pensamientos” es una consciencia de la energía consciente.
¿Pero “dónde están” los pensamientos que yo estoy mirando? Es igual con el ver. Miro un objeto y lo veo; pero también me doy cuenta que me estoy mirando a mí mismo viéndolo.

 

percepciónSÍMBOLO DE PERCEPCIÓN

A.- Es un objeto, por ejemplo, un árbol. A1 es la sensación recibida a través del ojo, el nervio óptico, y el cerebro. A2 es la imagen sobre la pantalla sensitiva por la cual podemos decir: “Estoy viendo un árbol”.
B.- Es la memoria de un árbol. B1 es la imagen que nos hace decir: “Yo veo un árbol”. O también B quizá sea la clase total de imágenes de árboles, mientras B1 nos hace decir: “Yo tengo la idea de un árbol”.
C.- Es el rasgo del carácter -digamos lo que llamamos “amor a la naturaleza”. C1 puede entonces ser una imagen: “Que hermoso árbol”.
Este es un esquema muy simplificado, una parte esencial debe ser añadida, y es la diferencia entre: “Yo veo un árbol”, y “Yo me veo a mí mismo mirando un árbol”. Para poder tener esta doble consciencia, debemos tener energía consciente al nivel del personaje dividido, y también la energía sensitiva al nivel de la “pantalla”.
El último punto a notar es que muchas impresiones sensoriales se detienen en la primera etapa. Nosotros “vemos sin ver! Entonces sólo existe el trabajo automático de la máquina. La “pantalla” intercepta y captura las imágenes; pero también intercepta nuestros pensamientos cuando ellos tratan de penetrar más profundamente en nosotros mismos.
Espero que muchos de ustedes hayan tenido la experiencia de tratar de aquietar sus pensamientos, y alcanzar una muy profunda consciencia de sí.

De charlas de Bennett con sus alumnos
Carlos de la Garza P.

Por favor puntúa este artículo