Desfocalización: La práctica definitiva para vivir la Presencia

Mientras estas leyendo estas líneas,
tu atención esta concentrada en ellas.
Tu atención esta dirigida a captar el significado
de las frases escritas en la pantalla de tu monitor.
Estas focalizando tu atención en la pantalla.
En Meditación, y concretamente en esta Técnica Tcha’n o Zen,
trataremos de conseguir el tipo de atención inverso
al que estas utilizando ahora.
Ahora estas focalizando,
y trataremos de des-focalizar.
El paso de focalización a desfocalización,
la eliminación del deseo de ver algo en concreto,
provocará la liberación de la energía retenida
por el proceso de la atención,
aumentando el nivel de conciencia.
Aparecerá entonces el Testigo, (Witness),
que es el primer escalón en el desarrollo
del pleno nivel de conciencia humano.
Estando en cualquier lugar, a cualquier hora
o realizando cualquier tipo de actividad,
podemos practicar esta técnica de Meditación Tcha’n.
No necesitamos velas,
cristales, mandalas, imágenes o incienso.
Simplemente desfocalizamos.
Damos la misma cantidad y calidad de atención
a TODOS los puntos de nuestro campo visual.
No centramos la atención en un punto o área
de nuestro campo visual sino en TODOS los puntos.
El ilusionista, atrae nuestra atención
hacia una de sus manos,
y, con la otra realiza el truco.
Pero, si no focalizas, si permaneces en Foco Abierto,
verás ambas manos, y… el truco.
Un día le preguntaron a Boddhidharma,
el fundador de la secta Tcha’n o Zen,
Maestro, cual es el mayor obstáculo para la Iluminación?.
Boddhidharma, que estaba meditando,
no contesto, y siguió meditando.
Su respuesta fue bien clara.
Hay que practicar y continuar practicando.
El mayor obstáculo para la Iluminación
es posponer la practica para después.
Prueba ahora mismo.
Frente a tu monitor, desfocaliza
e incluye en tu atención todos los puntos de tu campo visual.
Permanece ahí,
sin fijar tu atención en ningún punto concreto,
dos o tres minutos.
————————————

RECOMENDACIONES:

Cuando te acuerdes en el curso de tu vida normal, introduce el Foco Abierto.

Un par de veces al día, al despertarte y antes de dormir, siéntate a practicar la desfocalización, durante unos 10 minutos.

Decíamos pues que la técnica de foco abierto no necesita de ningún accesorio para su práctica, y que puede practicarse en cualquier sitio y en cualquier situación.

Pero, si estas empezando, te ayudara el seguir estas pautas, al menos durante el primer mes de práctica:

– Siéntate una vez al día, por no más de 20 minutos, ni menos de 10, con la espalda recta.
– Procura colocar tu cuerpo en una postura cómoda y relajada.
– Si te sientas en una silla, mantén los pies planos en el suelo.
– En cualquier postura que adoptes, relaja tu cuerpo.
– Deja que tu respiración sea tranquila y suave y se regule por si sola.
– Comienza a practicar la desfocalización o foco abierto. 
– Da la misma importancia a todos los puntos de tu campo visual. 
– Procura no centrar tu atención visual en nada en concreto.
– Si te distraes y focalizas en algo, sea interno (ideas) o externo (luces, colores, formas, sonidos) no te culpes. Simplemente vuelve a la desfocalización.
– Los primeros días es difícil. No te desanimes.
– Practica al menos una vez cada día.
– Si te es posible, al medita en la naturaleza. 
– El silencio ayuda, pero no es imprescindible.
– Si tu mente interrumpe tu práctica con frecuencia, no te preocupes, es normal. Toma nota de la interrupción y vuelve a la desfocalización.
– Cuanto más a menudo te interrumpa tu mente, mas beneficios obtendrás con la práctica. Persevera.
– Tras un mes de practica deberías ser capaz de obtener periodos de al menos un minuto de silencio mental y de desfocalización ininterrumpida.
– Cuando esto suceda comienza a practicar la desfocalización siempre que te acuerdes, en cualquier lugar o situación.
– Recuerda que la práctica no puede ser sustituida con la charla.

Fuente: http://miportalespiritual.com/varios/gurdjieff/foco.htm

Por favor puntúa este artículo