El duelo 4.25/5 (4)

PERDÍ UN SER QUERIDO: EL DUELO El dolor es la expresión de haber amado El amor es como una tarjeta escrita por ambas caras. En una cara pone: «Te amo, quiero que estés conmigo», y en la otra: «Tendré dolor cuando no estés.» Cuando elegimos amar, aceptamos llevar esa tarjeta; …

Soltar la mente discursiva 5/5 (3)

En esta conferencia Lama Rinchen nos habla de la mente discursiva, cómo dejar de pensar tanto o dejar de lado todo ese ruido mental. Todo aquello que nos aleja de vivir en el presente es vivir en plena queja, o exigencia con lo que debería de ser. Lama Rinchen nos …

Sé tu mismo

Siendo inmanente y estando establecido inequívocamente en la Verdad, se sucede este falso discurso.   “Se como eres” o “se tu mismo”, son frases hechas que nos parecen sacadas de alguna película o serie de televisión y que suenan a consejito básico de libro de auto-ayuda. Estas consejos que flotan …

La “fuga” social 4.67/5 (3)

Cuando en épocas de crisis como la actual, el sistema de valores que fundamenta una sociedad pierde sentido, cuando toda la estructura social se revoluciona desde el modo de producción a las relaciones de producción, cuando la dialéctica de clases se intensifica, cuando la dialéctica generacional se abre paso, cuando …

Nuestras creencias: un tema a poner en tela de juicio 5/5 (4)

Estamos acostumbrados a regirnos por determinados sistemas de creencias, sistemas que vamos tejiendo desde nuestra más tierna infancia,  influenciados por padres, educadores, compañeros de vida, televisores y otros invitados. Considero un buen ejercicio revisar esas creencias cada vez que choco con ellas. Porque ¿qué sucedería si todo lo que hemos  …

La última hora 5/5 (1)

Imagina, que sólo tienes unos pocos minutos, tal vez una hora para vivir; de alguna manera has descubierto exactamente cuando morirás. ¿Qué harías con esta preciosa hora de estadía en la Tierra? ¿Serías capaz de completar todas tus cosas en esta última hora, tienes una idea consciente sobre cómo hacerlo? …

Te necesito, ¡Dime qué hago!

Existen dos voces, la exterior y la interior. Si, por ejemplo, me dicen «tonto» (voz exterior) y esa voz coincide con mi voz interior, es decir, yo también me digo a mi mismo «tonto», entonces ese adjetivo me dolerá. Pero aunque la voz exterior me diga «tonto», si no coincide …