A los seres humanos se nos compara al camaleón, que va cambiando de color según sea el color de la hoja, del árbol, y durante este proceso olvida su color original.

Parvathi Kumar