Si juzgas a la gente, no tienes tiempo de amarlas

Goethe 

Por favor puntúa este artículo