Solo cuando las cosas van mal, asumimos la necesidad de cambiar