Juzgamos y nos Equivocamos 5/5 (3)

Un chico de 24 años viendo a través de la ventana del autobús gritó: – ¡Papá, mira los árboles como van corriendo detrás! El padre sonrió y una pareja de jóvenes sentados cerca, miro al joven de 24 años con conducta infantil y murmuraron que ya era mayor como para andar diciendo eso.

De pronto, otra vez exclamó: – ¡Papá, mira las nubes están corriendo con nosotros! La pareja no pudo resistirse y le dijo al padre:  – ¿Por qué no llevas a tu hijo a un buen médico?

El padre sonrió y dijo: – Ya lo hice y precisamente venimos del hospital, mi hijo era ciego de nacimiento, y hoy por primera vez puede ver. La pareja de jóvenes quisieron tragarse lo que habían dicho …

Cada persona en el planeta tiene una historia. No juzgues a la gente antes de que realmente los conozcas. La verdad puede sorprenderte.

http://www.bonsaisgigantes.net/zen/el-chico-del-autobus/

Por favor puntúa este artículo