La INTELIGENCIA siempre vence a la DIFICULTAD

Cuenta esta historia que un joven de la ciudad se fué al campo y le compró un burro a un viejo campesino, por $ 100.

El campesino acordó entregarle el animal al día siguiente, pero al día siguiente el campesino le dijo:

– Lo siento hijo, pero tengo malas noticias… el burro murió.

– Bueno, entonces devuélvame mi dinero…
– No puedo, ya lo he gastado…
– Bien… da igual, entrégueme el burro…

– Y ¿para qué?… ¿Qué va a hacer con él?
– Lo voy a rifar.

– ¡Estás loco! ¿Cómo vas a rifar un burro muerto?

– Es que no voy a decir a nadie que está muerto, por supuesto.

Un mes después de este suceso, se volvieron a encontrar el viejo vendedor y el joven comprador.

-Que pasó con el Burro?

– Lo rifé, vendí 500 rifas a $ 2.- y gané $998.-
-¿Y nadie se quejó?

– Sólo el ganador… pero a él le devolví sus $ 2.
CONCLUSIÓN:

éste es un ejemplo de cómo convertir una situación desfavorable, en un éxito.

Por favor puntúa este artículo