Sraddha: La ciencia de estar Presente

La ciencia de Sraddha se llama Ashwa Vidya. Ashwa Vidya significa “ciencia del caballo”. Caballo se llama Ashwa en sánscrito. Ashwa también significa “ni futuro ni pasado”. Cuando no es ni futuro ni pasado, ¿qué es? Es el presente. El verdadero signi­ficado de Ashwa Vidya es “la ciencia de estar pre­sente”. Todo Maestro de Sabiduría imparte esta ciencia inicialmente a los estudiantes que aspiran sinceramente. A menos que los estudiantes apren­dan a estar aquí y ahora, el conocimiento no se transmite. Una mente divagadora puede ser entu­siasta, pero no se mantiene continuamente en el presente. Los cantos rodados reúnen masa y se vuelven pesados, pero no son útiles ni para ellos mismos ni para los demás. La gente que busca sa­biduría aquí y allá, divagando de lugar en lugar, no consigue el verdadero conocimiento a menos que tengan la voluntad de formarse a sí mismos. Los estudiantes deben estar abiertos al cambio para aprender y aprender a cambiar.

La paciencia (Kshama) y la acción consciente (Sraddha) son las dos prácticas fundamentales del discipulado.

El gran guerrero e iniciado de alta cuna Arjuna fue inicialmente instruido en Ashwa Vidya: estar presente en el aquí y el ahora, para ser plenamente consciente de la situación presente. Fue el mejor arquero de su tiempo debido a este conocimiento del estar aquí y ahora completamente consciente desde el primer instante. Cuando era niño, se le pidió que tomara un arco y una flecha y apuntara al ojo de una imagen de un pájaro que estaba en un árbol lejano. Arjuna apuntó. El maestro le preguntó: “¿Qué ves?”. Arjuna dijo: “El ojo”. El maestro preguntó: “¿No ves al pájaro?”. Arjuna contestó: “No, sólo veo el ojo, en tanto que es el objetivo”. El maestro pre­guntó: “¿No ves el árbol o la rama en la que ha sido colocado el pájaro?”. Arjuna dijo: “No veo el árbol, no veo la rama, no veo el pájaro. Los vi antes de apuntar al ojo. Ahora mi atención está focalizada en el ojo”. El maestro dijo: “Lanza la flecha”.

arjuna arco
La primera flecha que Arjuna lanzó por primera vez en su vida en la infancia fue directamente a dar en el ojo del pájaro. Éste era Arjuna. Ésta era su atención focalizada, tal era el estado de su Sraddha. Así le ocurría en cada acción que llevaba a cabo, fuera grande o pequeña. Se requiere esta atención si uno tiene la intención de llevar a cabo actos nobles en la vida.
Sraddha tiene por lo tanto grandes consecuencias para los buscadores que buscan el alma y que van en pos de la autotransformación y la autorrealización.

 

Ver la Consciencia Una en Todo

Sraddha le permite a uno ver la Consciencia Una en todo. La consciencia existe en todo lo que ES. Existe como naturaleza salada en la sal, como natu­raleza dulce en los dulces. Es la inteligencia activa en todas las cosas que vemos. Para ser capaz de contactar con esto en las cosas y los seres, uno necesita Sraddha. Si uno tiene Sraddha, puede acor­darse de sí mismo como YO SOY a lo largo del día. Su personalidad no puede atraparle. Se recuerda a sí mismo como el alma y ve el alma en el otro. Alma es el otro nombre para la consciencia en la forma. Ver esa consciencia te permite estar en contacto con ella e interactuar con ella. Así es como puedes interactuar en la luz. Interactuar en la luz es la for­mación fundamental que un Maestro trata de im­partir a sus estudiantes. Los estudiantes, por lo general, ven las formaciones, los envoltorios de la luz de la consciencia. Ven el sonido, el color, la forma, el nombre y muchas otras cosas, pero no ven la consciencia individual. Para ser capaz de verla, la clave es Sraddha: ser, estar aquí y ahora. Para ver la Seidad en otros debes ser completamente consciente. No puede llegar a través de un pensa­miento de deseo. Tiene que practicarse. Tiene que practicarse con mucha paciencia. Sin paciencia no puedes perseverar.

Cada día se puede hacer un esfuerzo para ver la luz de la consciencia en las formas que nos rodean. Comprueba en qué medida recuerdas la luz de la consciencia en los intercambios que realizas a lo largo del día. Cada día es una página en el libro de tu vida. Cada página debería estar bien escrita, y cada año es un capítulo. A no ser que tengas pa­ciencia, no puedes practicar Sraddha, y a menos que obtengas Sraddha, no puedes transformarte en luz.

concienciauna
La Consciencia Universal Una
Cuanto más veas la consciencia en ti y en los alrededores, más te das cuenta de que sólo hay consciencia y que es una sola consciencia que emerge de la Existencia pura, y sentirás que esta Consciencia es Universal. A esta Consciencia Uni­versal las teologías la llaman Dios. Existe en todo. También existe en el hombre.Cuando ves un perro, una vaca, un toro, un pájaro, a un hombre o una mujer, primero ve la consciencia que está completamente en funcionamiento a través de las formas. Después, ya te podrás informar más sobre el perro, la vaca, etc. El primer contacto tiene que ser con la consciencia, no con los envoltorios que ro¬dean la consciencia. La consciencia está envuelta por el sonido, el color, la forma, el nombre, la nacionalidad, la religión, el género, la casta, el credo, la raza, etc. Cuando hay tantos envoltorios alrededor de la consciencia, es difícil ver el regalo, que está oculto. Todos los regalos se dan envueltos con papel de regalo. Así es la consciencia, está al alcance con todos sus envoltorios. Ver la consciencia a través de los envoltorios es el regalo que te da Sraddha.
No tiene mucho sentido adorar, hacer rituales o trabajar con el sonido, el color y el símbolo, sin estar en contacto con la consciencia. El sonido no es sino una presentación de la consciencia. El color es otra manifestación. El símbolo es todavía otra manifestación de la consciencia. La clave del sonido, el color y el símbolo se revela al estudiante de Sraddha en la medida en que primero contacte con la consciencia manifestada  

 

Por favor puntúa este artículo