LAS DROGAS: Inhibidores de conciencia

Todo empieza como un bonito viaje que gusta mucho. Salir de tí mismo y viajar se va tornando una necesidad cada vez que consumes y termina en una dependencia. Lo peor que ocurre en el consumo de cualquier tipo de drogas es la pérdida de conciencia. Tus capacidades internas quedan reducidas al momento mismo de estar drogado. Cada día necesitarás más cantidad para sentirte tan sólo tu mismo y un día ya no te encontrarás ni en el espejo. Pero alégrate, no hay nada más grande de la conciencia y si de las una nueva posibilidad de SER, recuperará todas sus facultades. En los viajes siempre hay IDA y VUELTA. Vuelve a casa, vuelve a ti.

Por favor puntúa este artículo